Super bowl XLVIII: Peor espectáculo de medio tiempo de la historia

Tanto sin escribir, pero aquí seguimos.

Ayer, día 02 de Febrero de 2014, se celebra el evento deportivo, que SIN LUGAR A DUDAS, es el más importante del año. El Super bowl, también llamado Super Tazón en países de habla hispana.

Entiendo que poco más del 10% de las personas que vivimos fuera de los Estados Unidos de América entendemos el (mejor) deporte del mundo, el Fútbol Americano. Respecto al partido poco hay que comentar, unos Broncos que fueron sometidos desde el arranque del partido; por contra unos Seahawks que a pesar de la ventaja que llevaban, seguían enfocados en ganar y con toda la ventaja que tenían jamás dejaron de esforzarse.

Ahora, pasaré a hablar de la parte que toda la población si entendemos, y eso es: El espectáculo de medio tiempo.

Es imposible negar que lo que se vio ayer fue simplemente el peor espectáculo de medio tiempo de los últimos tiempos. Por si se te pasó, debajo de esto está dicho espectáculo:

Habían sido anunciados los participantes de este espectáculo. Por un lado el conocido y (a mi parecer) sobrevalorado Bruno Mars. Y por el otro lado, una de las bandas estadounidenses más reconocidas, Red Hot Chili Peppers.

A mi lógica o modo de pensar, era obvio que Bruno Mars era quién abriría y posteriormente Red Hot Chili Peppers cerraría con la energía y entusiasmo que los caracteriza. ¿Qué fue lo que ocurrió? Pues justamente, lo opuesto.

Quienes vimos la transmisión fue fácil identificar que solo las mujeres cantaban y estaban algo “prendidas” cuando cantó Bruno Mars (me parece que interpretó 3 canciones), mientras que la mitad de la gente alrededor mostraba desesperación por ver a Red Hot Chili Peppers, y cuando entran, parecía que veníamos del más fúnebre de los funerales al más intenso y entretenido concierto, se vio incluso cómo sin importar hombre o mujer la gente coreaba (con todo y que son una banda de 4 personas, contra la “banda” de Bruno Mars quiénes les superaban en número)… eso sin incluir que Red Hot Chili Peppers interpretaron una canción que es poco conocida si la comparamos con tantas otras de su discografía.

Sinceramente, me importa poco si un artista se enfoca en cierto público o mercado. Recuerdo el Super Bowl XXXV, Aerosmith y NSYNC eran los estelares; obviamente NSYNC tenía cómo mercado objetivo las adolescentes, mientras que Aerosmith es reconocido cómo un icono del Rock. En el siguiente video podemos corroborar cómo a pesar de que soy lo opuesto de admirador de NSYNC, el espectáculo de medio tiempo fue simplemente increíble, y NSYNC con todo y la fama que tuvieron en esa época, le dejaron su lugar a Aerosmith.

Sé que esos espectáculos son organizados al 100% por la NFL, pero, ¿cómo es que en 13 años han empeorado a tal nivel?

En fin.

Un saludo y, tenía que decirlo.

Anuncios