Resolviendo mi deuda sin “Resuelve tu Deuda” | Experiencia

Buen día.

El día de hoy me gustaría hablarles de un tema que de seguro a muchos mexicanos nos ha ocurrido, y que por alguna razón se nos hace difícil preguntar o hablar al respecto. Nos ha pasado a tantos, que, si tú pasas por esta situación déjame darte un buen consejo.

Todavía, soy joven. Y ustedes saben, al empezar uno al salir de la carrera, uno comienza a darse gustos, debido a que no tiene compromisos, gastos fijos, uno vive con los padres y aparentemente llevar una vida financiera “sana” es simple. Viendo cómo funcionan nuestras familias de seguro te dicen:

Deberías sacar una tarjeta de crédito, no se te vaya a ofrecer después sacar una casa, un carro, o hasta para un imprevisto.

Y pues, caí en la trampa. Ojo, no digo que una tarjeta de crédito o servicios sean malas. Digo, que es muy fácil pedir una tarjeta más cuando llevas un buen historial; es cuestión de tiempo para que empiecen a llover del cielo, y cuando llueven del cielo, la situación se puede complicar.

Llegué a tener 3 tarjetas (gracias a Dios, solo 3, tengo amigos que estando solteros se las han visto negras para pagar sus 5 tarjetas y 2 créditos departamentales); que podía sostener y manejaba muy bien, ya saben: esta para las salidas, esta para los servicios y esta para emergencias (o Amazon :p).

Después de seguir con este ritmo, me casé, y con esto vinieron las responsabilidades. El choque fue algo difícil, pero me ha traído carácter y he aprendido a cuidar las finanzas familiares.

Al poco tiempo de estar casado, reviso un estado de cuenta con mi esposa y veo que en una tarjeta tenía un saldo de $20,000.00 y de esos, yo no sabía de dónde habían salido $10,000.00; sin incluir que la institución financiera no supo darme un desglose de qué eran esos $10,000.00.

Total que no pude pagar las tres tarjetas por ese excedente, y empezó una orda de cobradores, llamándome a casa y al celular día y noche. Les respondía y les decía:

Si yo me gasté ese dinero, me lo gasté; pero quiero que me digan el negocio, lugar, o qué compré con él. Si yo no sé de donde salió ese dinero, no pienso pagar.

Y pues, pasó el tiempo y los cobradores cada vez se ponían más maleducados, más hostigadores y pues me desesperé. Buscando en internet me encontré con Resuelve Tu Deuda. Y si ven los vídeos parece ser una respuesta a todas esas personas que tenemos una deuda grande (según nuestras posibilidades) y que ellos te ayudan con todo, a modo en que tú solo tienes que concentrarte en ahorrar y nada más… ellos dicen que se encargan de las llamadas de cobranza.

¿Cómo funciona Resuelve Tu Deuda?

El programa funciona de una manera muy simple (aparentemente):

  1. Te contactas con ellos para que evalúen tu caso.
  2. Te piden una papelería.
  3. Envías esa papelería a la oficina (si hay oficina en tu ciudad, si no, puedes enviar la papelería a través de una mensajería).
  4. Te abren una cuenta de banco (a tu nombre, aunque ellos pueden cobrarte la comisión según les plazca).
  5. Te dicen, según tus posibilidades, un plan de ahorro.
  6. Te dan un teléfono para que se los des a los cobradores.
  7. Haces un primer depósito, por la cantidad acordada en el plan de ahorro.

Es un proceso rápido, yo no duré más de 4 horas, la verdad. Después de ese proceso ahorras y ahorras, hasta terminar tu plan de ahorro.

Lo que promete Resuelve Tu Deuda es lo siguiente:

  • Si sigues el programa, eventualmente pagarás tu deuda.
  • Por la pequeña comisión que te cobramos (alrededor de $70.00 mensuales), nos aseguramos de canalizar tus llamadas de cobranza y negociar la deuda por ti al grado que
  • Podemos conseguirte un descuento de hasta el 70% (aunque este porcentaje puede bajar, dependiendo el tipo de deuda, la institución a la que le debes, etc.).

Se oye bastante genial: ¿no?

La realidad, es que funciona a medias

La verdad, no sé si Resuelve Tu Deuda lo hace a propósito, pero en mi caso (duré tres meses en el programa) no negociaron nada.

Esperé una semana para ver resultados y el estado de mi deuda era:

Negociaciones previas

A lo que me dije a mí mismo que era la primer semana y que tal vez en realidad si estaban negociando.

Pasó otra semana más, y lo mismo, seguía en negociaciones previas. Esperé a que se cumpliera el mes; y lo mismo. Llegado el mes me llama mi representante de Resuelve Tu Deuda para decirme que me tocaba hacer el depósito del siguiente mes… a lo que le pregunté que qué era eso y solo me dijo:

Oh, no te preocupes es que nosotros negociamos directo con el corporativo de la compañía a la que le debes y tardan poco más de un mes en empezar con las negociaciones de tu deuda. Tú concéntrate en depositar.

Entonces, con eso me dejó algo de sospecha, no deposité hasta ver que eso cambiara… pasaron dos meses y me enviaron un correo, en el que decía que si quería seguir viendo los “beneficios” de Resuelve Tu Deuda. A lo que yo les pregunté:

  • ¿Cuál es el estado de mi deuda?
  • ¿Quién se ha encargado de negociar?
  • ¿A qué beneficios se refieren?
  • Si han habido beneficios/negociaciones: ¿por qué no me los han comentado?

En fin, a lo que me respondieron con una llamada telefónica a modo de “terapearme” para que “hiciera mi trabajo, que era depositar, y ellos se encargaban del resto”; eso sí, no respondieron a ninguna de mis preguntas. Igual no deposité, y así hasta que al tercer mes me llamaban para cobrarme lo del plan, cuando me amenazaron diciendo que no iba a seguir en el plan si no depositaba al menos $500.00.

Cabe mencionar que durante esos 3 meses, yo seguí recibiendo llamadas telefónicas de la compañía a la que le debía (o sea, estos de Resuelve Tu Deuda ni siquiera eran capaces de retenerme a los telecobradores).

En fin, acabé muy decepcionado. Pero resolví mi problema, eso sí, por mi cuenta.

¿Cómo resolver el problema?

Para empezar cabe mencionar que, mi intención era pagar lo que yo había gastado. Si otra parte de la deuda era injusta o inexplicable, entonces no lo iba a pagar. Si tu situación es tener que hacer pagos sobre cantidades injustas e inexplicables; entonces lo que debes de hacer es mantenerte firme en que pagarás lo consumido, más no lo que ellos no te pueden decir en qué se gastó.

Segundo, ellos deben ver la proactividad de tu parte para resolver la situación. Revisa tus finanzas y hazte las siguientes preguntas:

  • ¿Con cuánto puedo vivir para cubrir mis necesidades escenciales?
    • Aquí incluye gastos de:
      • Vivienda
      • Servicios
      • Comida
      • Vestido
      • Transporte
  • Después de cubrir mis necesidades escenciales: ¿cuánto puedo disponer para pagarle a la institución?
  • Si te sobra, añade el 50% del sobrante al pago de tu deuda y el otro 50% del sobrante úsalo para necesidades o ahórralo.

En base a esos cálculos necesitas decirle a quien te esté cobrando a nombre de la institución a la que le debes:

Puedo pagarte en [inserte aquí lapso de tiempo], haciendo pagos [inserte aquí la temporalidad del pago], los días [elige un día, de preferencia el día de pago] de cada mes.

Y mantente firme. Asegúrales que es la manera en que les puedes pagar, y, te recomiendo que sea un plan que sí puedas cumplir, ya que, recuerda, tú lo propones.

Después de hacer esto, los cobradores y yo llegamos a un acuerdo en días y formalizamos haciendo un depósito a la cuenta en donde yo tenía adeudo. Por cumplir con ése trato que yo propuse me hicieron una quita.

¿Y no me afecta el buró de crédito?

Para bien o para mal, yo tengo otras 2 tarjetas de crédito que estoy buscando liquidar para liberarme de vivir del crédito. Si bien, resolver la deuda me costó una marca en mi historial crediticio, hay maneras de ir sanando tu historial crediticio.

Primero, si tienes otros créditos, debes tenerlos al día. Paga tus créditos, si tienes muchas tarjetas, paga el mínimo, con tal de seguir teniendo una buena conducta crediticia. Hasta que salgas de la situación

Segundo, esto se trata de comportarse bien ante instituciones que ofrecen créditos. Hay empresas que te ofrecen préstamos pequeños (no mayores a $4,000.00) con las que puedes ir reconstruyendo historial. Eso sí, cobran interéses muy altos, pero, es el costo que tenemos que pagar.

Tercero, el historial crediticio guarda solo información de siete años atrás. De tal forma qué, si no tienes otros créditos y no quieres pedir préstamos caros, puedes esperar.

Conclusión

Después de vivir todo esto me quedó muy claro algo, y es que uno debe:

APRENDER A VIVIR DE CONTADO

Es bueno tener créditos para ciertas cosas. Un ejemplo, es para una casa, es muy complicado para cualquier mexicano juntar $700,000 para comprarse una casa de contado. O juntar $200,000 para un automóvil. Sin embargo esos son bienes que pueden durar muchos años contigo. Caso contrario con un teléfono de última generación, qué no sirve más que para tener status.

Hay una fórmula que se usa desde la Biblia:

  • 10% de tu ingreso debe ser invertido en un proyecto en el que tú creas, pero que este proyecto sea de alguien más, no tuyo.
  • 30% de tu ingreso debe ser ahorrado.
  • Debes aprender a vivir con el 50% de tu ingreso.
  • Y finalmente, usar el 10% final para emergencias.

Personalmente, creo que es la manera más inteligente de manejar las finanzas.

Los japoneses usan una fórmula: estudiar + trabajar + ahorrar. Que, también, me parece buena.

En fin, es mi experiencia, espero que te sirva si estás en una situación parecida y que pronto salgas de tus deudas; no nacimos para estar atados a un deudor.

Saludos.

Opinión de la separación del norte de México

Buenos días.

Hoy me apetece hablar de un tema que en México estuvo muy fuerte hace un año. Pero, que posteriormente, los movimientos siguen ahí tratando de expresar la inconformidad de parte del pueblo mexicano al sentirse aislado y sin apoyo.

Hace un año comenzó a sonar algo muy fuerte, la creación de una página en Facebook llamada República de Baja California. Muchos aseguran que esto fue detonado por la ley en la que el I.V.A. sería homologado en las entidades fronterizas; aunque en mi opinión esto fue la gota de derramó el vaso y más la causa de fondo es otra.

La mayoría de las personas del centro y sur del país, cuando les dicen: “norte”, lo único que les viene a la cabeza es Monterrey, tal parece que ignoran todo lo que el norte representa. Esto es desde las dos Baja California hasta Tamaulipas.

Ahora, la razón de por qué existen movimientos separatistas en el norte del país es simple: Al norte siempre nos han relegado al último.

La realidad es esa. El norte ha logrado lo que ha logrado por mérito propio, el claro ejemplo de ello es Nuevo León, quienes al ver su necesidad se apoyaron entre ellos y a día de hoy tienen varios grupos empresariales grandes, incluso me atrevería a decir, unos de los más grandes del país. Y por todo el norte nos encontramos situaciones parecidas, aunque por población, menos notorias que Nuevo León. Por ejemplo en Baja California (Sur) hay una industria pesquera, de energía y de un poco de agricultura, que ha sobrevivido gracias al mercado extranjero (principalmente a la venta de producto final en California) y que ha recibido ayuda nula por parte del gobierno federal. Otro claro ejemplo de ello es Sonora, con su industria ganadera, una de las más grandes que en vez de haber sido buscada por el mercado local, necesita buscar clientes en el extranjero para poder salir a flote. De ahí pasamos a Chihuahua, a día de hoy, #1 del país en exportación de productos a otros países. En Coahuila más de lo mismo, una capacidad de producción de ganado impresionante que debe vender producto fuera del país… Tamaulipas y la caña de azúcar. Y por todo el norte encontramos lo mismo, tierra de trabajo, esfuerzo y rascarse con sus uñas para ver cómo sobrevivir.

Evitaré tocar el tema de los subsidios tan famoso de otros estados del sur (siendo los más sonados los subsidios en el D.F. -si Cancún es considerado sur, el D.F. es más sur aún), pero si tocaré el tema de la vida cara que se lleva en el norte.

Para vivir en una ciudad cómo Torreón, Mexicali o Victoria, un salario de $ 20,000.00 MXN mensuales viene quedando corto para una familia de 3 a 4 integrantes.

En primera, la razón es simple, en el norte los servicios son caros, especialmente la electricidad, en donde un aire acondicionado es una total necesidad. ¿A poco creen que una casa es muy fresca estando a 50°C?

De ahí, parte el transporte público. El promedio en distintas ciudades del norte que he visto va en costos desde los $10.00 a los $15.00 para autobuses. Y en taxis es algo variado, ya que estados cómo Nuevo León tienen una regulación por medio de taxímetros, mientras que en lugares cómo Chihuahua el taxista sigue cobrando a criterio propio. Pero en Nuevo León según la información de su página de gobierno (http://www.nl.gob.mx/?P=tarifa_2012) se cobran cerca de $9.00 a penas subiendo al taxi y cerca de $5.60 por cada kilómetro recorrido, esto es un viaje corto de 5KM (unos 8 minutos de recorrido) cuesta $36.53.

Pasamos a la alimentación. Mientras en otras partes del país con $70.00 comes a saciarte, en el norte $70.00 te alcanzan para una comida regular en una fonda. Si quieres que comer sea barato, la única es ir tu mismo al supermercado y preparar tu propia comida.

Finalmente el tema de la vivienda, que siendo honestos suele ser parecido en costos al resto del país, salvo por Monterrey o quizá Tijuana en donde la población/necesidad de vivienda es más alta que en otras partes del país. Pero, una renta en Monterrey de un departamento pequeño (unos 50 mts<sup>2</sup>), sin amueblar y sin servicios incluidos, está entre $ 3,500.00 y $ 5,000.00 mensuales. En ciudades cómo Hermosillo o Mexicali, con $ 3,500.00 consigues una casa en una zona buena.

Ahora, hagan los cálculos y verán cómo $ 20,000.00 MXN mensuales, en el norte, cubren a penas las necesidades de una familia de 3 a 4 personas. Eso en el mejor de los casos en donde las familias son organizadas, donde las enfermedades son un mito y las emergencias también.

Pero, en esta vida hay más que ganar dinero, comer y tener donde dormir. ¿Qué pasa con la comunicación del norte? Pues más de lo mismo. Mientras en el sur se está planeando una línea de tren bala de Ciudad de México a Toluca; en el norte nunca han visto la manera de conectar de una manera eficiente al noroeste. Un ejemplo de ello es que si quiero ir de Tijuana a La Paz, debo manejar por cerca de 15 horas. Si necesito ir de Hermosillo a Culiacán son casi 7:30 horas. De Chihuahua a Durango son 8 horas. De manera que las formas de salir adelante es creando un mercado propio o de exportar incluso fuera del país.

Y para finalizar, la magistral ayuda del gobierno federal al norte. Esta ha sido nula completamente. La única vez que yo he visto que el gobierno federal apoye al norte, y eso, estoy algo dudoso de que haya sido apoyo; es cuando se desató la ola de violencia. ¿Por qué dudo que haya sido ayuda? Pues por qué en lugar de apoyar esos lugares a seguir siendo lo que eran, mató la economía de Juárez, Monterrey y Tijuana por un tiempo, pero en especial, la economía de Juárez fue la que más sufrió. Recuerdo a la gente de Chihuahua lo que decía hace unos años: “Si te batallas para encontrar trabajo aquí, ve a Juárez, haz algo de experiencia y regresa”; ahora esa gente de Chihuahua necesita ir más lejos a encontrar esas oportunidades que antes tenía a 4 horas de casa; y lo que es peor, mucha de esa gente capacitada de Chihuahua, Baja California y Nuevo León (aunque, algo admirable de Nuevo León, es que su economía está casi recuperada por mérito propio), mejor busca oportunidades fuera del país.

¿La separación sería la solución? Tengo mis dudas en ciertos temas. En lo que si estoy seguro es que esto alegraría mucho a la gente del centro y sur del país, quiénes piensan que cargan con nosotros a juzgar por el apoyo que se recibe por parte del gobierno federal. De esa manera el sur seguiría siendo cómo hasta ahora, un lugar que vele por sus propios intereses, mientras que el norte tendría la posibilidad de explotar por primera vez su potencial.

Saludos.

Super bowl XLVIII: Peor espectáculo de medio tiempo de la historia

Tanto sin escribir, pero aquí seguimos.

Ayer, día 02 de Febrero de 2014, se celebra el evento deportivo, que SIN LUGAR A DUDAS, es el más importante del año. El Super bowl, también llamado Super Tazón en países de habla hispana.

Entiendo que poco más del 10% de las personas que vivimos fuera de los Estados Unidos de América entendemos el (mejor) deporte del mundo, el Fútbol Americano. Respecto al partido poco hay que comentar, unos Broncos que fueron sometidos desde el arranque del partido; por contra unos Seahawks que a pesar de la ventaja que llevaban, seguían enfocados en ganar y con toda la ventaja que tenían jamás dejaron de esforzarse.

Ahora, pasaré a hablar de la parte que toda la población si entendemos, y eso es: El espectáculo de medio tiempo.

Es imposible negar que lo que se vio ayer fue simplemente el peor espectáculo de medio tiempo de los últimos tiempos. Por si se te pasó, debajo de esto está dicho espectáculo:

Habían sido anunciados los participantes de este espectáculo. Por un lado el conocido y (a mi parecer) sobrevalorado Bruno Mars. Y por el otro lado, una de las bandas estadounidenses más reconocidas, Red Hot Chili Peppers.

A mi lógica o modo de pensar, era obvio que Bruno Mars era quién abriría y posteriormente Red Hot Chili Peppers cerraría con la energía y entusiasmo que los caracteriza. ¿Qué fue lo que ocurrió? Pues justamente, lo opuesto.

Quienes vimos la transmisión fue fácil identificar que solo las mujeres cantaban y estaban algo “prendidas” cuando cantó Bruno Mars (me parece que interpretó 3 canciones), mientras que la mitad de la gente alrededor mostraba desesperación por ver a Red Hot Chili Peppers, y cuando entran, parecía que veníamos del más fúnebre de los funerales al más intenso y entretenido concierto, se vio incluso cómo sin importar hombre o mujer la gente coreaba (con todo y que son una banda de 4 personas, contra la “banda” de Bruno Mars quiénes les superaban en número)… eso sin incluir que Red Hot Chili Peppers interpretaron una canción que es poco conocida si la comparamos con tantas otras de su discografía.

Sinceramente, me importa poco si un artista se enfoca en cierto público o mercado. Recuerdo el Super Bowl XXXV, Aerosmith y NSYNC eran los estelares; obviamente NSYNC tenía cómo mercado objetivo las adolescentes, mientras que Aerosmith es reconocido cómo un icono del Rock. En el siguiente video podemos corroborar cómo a pesar de que soy lo opuesto de admirador de NSYNC, el espectáculo de medio tiempo fue simplemente increíble, y NSYNC con todo y la fama que tuvieron en esa época, le dejaron su lugar a Aerosmith.

Sé que esos espectáculos son organizados al 100% por la NFL, pero, ¿cómo es que en 13 años han empeorado a tal nivel?

En fin.

Un saludo y, tenía que decirlo.

¿Había dicho lo bueno que es estar en el norte otra vez?

Nota aclaratoria: Este artículo no pretende generar racismo, odio, ni es una rabieta en contra de una ciudad en la cuál viví por casi seis meses. Este artículo expresa mi opinión a a base de mi experiencia. Si eres del tipo de persona que no gusta de evaluar opiniones ajenas a la suya, no leas éste artículo y da click aquí 🙂

Ahora sí, empecemos.

Corría el año 2012, yo estaba en mi estado natal; quizá hayan escuchado de mi estado, se hizo realmente famoso del 2008 a la fecha porqué hasta hace poco en dicho estado se ubica (o ubicaba) la ciudad “más peligrosa del mundo”.

Su servidor, siendo un casi recién egresado, joven y con a penas oportunidades laborales que podemos considerar interesantes, pues buscaba en la red lugares en donde trabajar, fuera de mi hermosa ciudad (aunque ahora sé que mi “ciudad” es más bien un pueblo pavimentado :p -y sin desprecio, créanme, yo sería feliz de volver a casa; aunque no estoy precisamente triste por estar lejos :D).

Encontré varios lugares interesantes en donde laborar, pasando por empresas en: Guadalajara, Colima, en mis navegadas por la internet me encontré también con alguna oportunidad en Madrid… vamos, un joven con ganas de comerse al mundo.

Finalmente encontré que una gran empresa (que de verdad, con todo y que ya no laboro ahí, si que es una gran empresa) tenía sedes en varias partes del mundo. En México tenía oficinas/plantas en: Ensenada, Monterrey, Aguascalientes y Guadalajara (ordenado de Norte a Sur). Con mis esperanzas en mejorar mi situación profesional (entre otras cosas), decidí mandar mi CV por internet, total, no perdía nada y si me llamaban, genial.

Al poco tiempo me marcan directamente a mi móvil, una lada 646, y empieza mi reclutación. Una entrevista con la amable persona de recursos humanos (claro, ella también es del norte ;D), en donde me pregunta lo básico de toda entrevista: “¿en dónde te ves dentro de 5 años?, ¿cuál te gustase que fuese tu salario?, ¿porqué tú y no alguien más?”. Pasé dicha entrevista y me comentó que me enlazaría con quién -en ese momento- podría ser mi jefe, sería una entrevista técnica; la cual pasé y al final una entrevista en inglés, en la qué tampoco tuve mayores problemas. La última entrevista fue llevada a cabo un Viernes, mi sorpresa fue que para el Lunes ya me habían enviado una propuesta económica, y el resto es historia, camino a Ensenada pensaba yo, mi gran sorpresa fue cuando la chica de recursos humanos me dice: “Tenemos que poner bien tu vuelo a Aguascalientes, estan los siguientes horarios”. Con la mejor de las intenciones me dije: “Yo esperaba Ensenada, pero es Aguascalientes, está bien igual es experiencia.”

Y comenzó la aventura. Yo no tenía ni un solo conocido en dichas tierras del bajío, nadie, era [momento de cliché presenta] “sólo yo contra el mundo”. En todos lados había leído que Aguascalientes era una ciudad muy bonita, bien trazada (esto es una completa mentira, hasta Monterrey es una ciudad mejor trazada), con gente amable; en fin. Iba con mi actitud al 100.

Llego a Aguascalientes, y la empresa nos ofrece una habitación por 15 días en lo que conseguimos un lugar para nosotros. Me recibe un tipo, muy amable foráneo que venía de Reynosa. Más tarde llega otro tipo bastante agradable también, él era de León. Al día siguiente llega un tipo del D.F. bastante amable también. Y a los pocos días, otro tipo de Guadalajara que también, era de sangre ligera.

Mi primer día de trabajo fue bastante raro. En mi ciudad, había trabajado para varias empresas y en todas, tus colegas cuando menos te estiraban la mano y te recibían con una sonrisa diciendo: “Bienvenido”. Acá en esta ciudad te veían raro (bastante raro) y a penas me preguntaron mi nombre, y cómo buen norteño con mi acento al 100 dije mi nombre, y ya con eso, parecía que les había ofendido, a partir de ahí, bastante cortantes todos (salvo la gente de fuera, bueno, excepto un tipo de Zacatecas, pero él era así, la gente de Zacatecas en general me ha tratado muy bien). Bueno, yo iba a trabajar y pues a conocer otras gentes, en ese momento lo único que pensé fue que la gente del trabajo era así, pero que la gente de la ciudad no lo sería.

Por necesidad, llegué a una tienda y, al pagar dije con mi acento: “Buenos días”, cómo toda persona que tiene un poco de educación. Escuchaban mi acento y se notaba bastante la diferencia de trato (y no estoy hablando de tiendas pequeñas en las colonias, hablo de establecimientos cómo Wal Mart, Soriana, etc.; aunque en las tiendas pequeñas era aún peor).

En fin a todo lugar donde iba por mi acento ya me trataban de manera… digamos peculiar. Al tratar con gente de tantos lados (la empresa en donde trabajaba dice tener 70% de foráneos y 30% de locales en todas sus sedes), mi acento se “neutralizó” y ya la gente me hablaba bien a donde iba, pero siempre en los bares/antros al ver que se me salía algún que otro “norteñismo”, me preguntaban: “¿de dónde eres?”, y yo, orgulloso de la tierra que me vio nacer, orgulloso de mi gente y de mi familia nunca dudaba en responder: “Del mero Chihuahua”, automáticamente por responder eso la gente ya no te trataba tan bien e incluso mucha gente me cortaba la conversación de manera tajante. De hecho intenté tanto que lo vi cómo una oportunidad de pasar tiempo conmigo mismo o de simplemente, ser más “del sindicato de exiliados”, y comencé a hablar con gente de otras partes, conocí gente incluso de Croacia, Irlanda, hasta un tipo de Liechtenstein; sin incluir a todos los foráneos que conocía tanto dentro cómo fuera de la empresa, en donde figuran gente de Puebla, Zacatecas, Sinaloa, Sonora y otras partes; y de ahí hice mi “principal” círculo de amistades en Aguascalientes, y el triste comentario de todos ellos era: “Para los hidrocálidos, los de fuera somos cómo leprosos”.

En dónde trabajaba, tuve un colega de trabajo, al cual ahora considero mi amigo, él fue el único hidrocálido que desde el día 0 trató de ser amable, anfitrión. Simplemente hice buena amistad.

Después de los meses pasados allá, simplemente me cansé de la gente, de cómo pensaban, de lo cerrados que eran, y de en muchos casos, lo cortos de visión que eran, así cómo del conformismo de la gente. También me cansé de lo cara que era la vida, según todos los indicadores, Aguascalientes es un buen lugar para vivir (próspero, muy barato, con salarios buenos); sin embargo gasto menos en Monterrey y eso que en Monterrey me he dado más lujos, pero me queda para ahorrar un poco. Y la cosa que derramó el vaso, fue la comida, jejeje. Vamos, que allá consideran antinatural comer carne, si a esto agregamos que tanto la carne cómo el queso son verdaderamente malos (y parece que hasta esfuerzo ponen en ello), mis opciones eran más bien pocas.

Luego de la temporada navideña, me contactan de una empresa en Monterrey, lugar del cual había escuchado cosas cómo que la gente era muy pesada, presumida, ostentosa y todo lo que se puedan imaginar. En este lugar llevo a penas unos meses y eso me hace decir: “Gracias a Dios regresé al norte”. Con la gente del trabajo me llevo bastante bien, el que llega saluda a los que estamos presentes. Y por si fuera poco, hay para hacer muchas cosas cómo conciertos, presentaciones de arte, bares (a pesar de que el legendario barrio antiguo está volviendo a comenzar), hay cerros que subir y simplemente naturaleza que contemplar.

En fin, simplemente me siento cómo en casa. ¿Volvería a trabajar para la otra empresa? Yo diría que sí, mi única condición no en Aguascalientes.

Espero no haber ofendido a nadie, y ya saben que este espacio es abierto a replica, a penas me dé cuenta de su comentario y lo apruebo (bueno, de tener maldiciones las eliminaré y sustituiré por palabras más llevaderas).

Saludos.

El problema del becario de una sola empresa

Hola, muy buenas, espero y estén de lo mejor.

El día de hoy voy a hablar de un tema que pareciera quisiera ser picajoso o criticón, pero, siendo honesto creo que es algo que tienes que saber, en especial si cómo muchos jóvenes terminaste tu carrera (o estás por terminarla) y entraste cómo becario en una empresa (o trainee) que es algo conservadora con las tecnologías que utilizan.

De un tiempo para acá (Agosto 27 de 2012, para ser preciso) trabajo para una empresa, podemos decir “grande” que se dedica a esto de resolver problemas de otras entidades (o personas) a través del uso de tecnologías de la información, así cómo de implementación de procesos. Esta empresa al ser “grande” tiene una rotación de personal muy alta, por tanto, es habitual que la empresa reciba gente “fresca”, por la simple y sencilla razón que es mucho más barato, pagarle a un recién egresado un aproximado de $300 USD mensuales y darle una aspiración de $900 USD al mes pasando sus primeros 2 años, a pagarle alguien más experimentado unos $1,200 USD desde su ingreso.

¿Veo mal que la gente joven salga con trabajo a penas terminando la carrera? No, todo lo contrario. Sin embargo, considero que este tipo de empresas – véase empresa para la cual trabajo -, es muy conservadora ya que tiene proyectos de años y años que simplemente han sido mantenidos, mismos que no tienen presupuesto o plan para ser actualizados, al menos, no por empresas cómo en la que yo trabajo.

¿Qué tiene de malo? Pues que la gente aprende tecnologías de hace 5 o más años, y en un futuro (no muy lejano, recordemos que esto de las TI avanza a un ritmo descontrolado) esa gente va a ser rezagada, porqué la verdad es cómodo hacer lo mismo cada día, más si es una carrera que no te apasiona o que simplemente sabes que no tienes ese talento.

Luego el otro problema con esta gente es que es tienden a convertirse en fanáticos de la llamada “titulitis” enfocada a las certificaciones. No es malo certificarte ni especializarte… desafortunadamente la gente asocia a la “especialización” con una cerrazón total al mundo exterior. Por ejemplo: Si yo soy especialista en Java no “puedo” ver que hay en .NET o Ruby o Python; eso sería dejar de ser especialista.

No es que yo tenga toda la experiencia del mundo, pero, he andado en esto del desarrollo de software desde los 16 años, lo que me da un total de 7 años de experiencia entre peleas con mi código, con los requerimientos y con las adaptaciones. Ese tiempo ha sido el mismo que me ha hecho consciente de saber que hay afuera y aún mejor, qué habrá en los próximos años… aún recuerdo esa frase: “A good hockey player plays where the puck is. A great hockey player plays where the puck is going to be”.

A pesar de que trabajo en esa empresa y no uso mucho de lo que aprendo al terminar mi jornada, ej. Scala, UX y patrones de diseño; sé que esto me da otra perspectiva muy distinta y que probablemente muchos conceptos se tomarán en cuenta en algún momento y para ese momento yo ya estaré preparado 🙂

Un saludo y espero que te haya agradado.